Limpieza Facial y Contaminación

La limpieza facial es el primer paso básico si queremos tener un cutis sano, bonito y libre de imperfecciones. Es el primer paso para tener un rostro perfecto. Especialmente en lo últimos tiempos, en los cuales, la contaminación que sufrimos en las ciudades es cada vez mayor.

Los agentes contaminantes, como los metales pesados, hidrocarburos aromáticos, o el humo contribuyen a la creación de sustancias reactivas oxidantes, desencadenan procesos inflamatorios, y debilitan la barrera cutánea. Todo ello induce a la aparición de signos de envejecimiento, deshidratación, y aparición o empeoramiento del acné. Con una adecuada limpieza facial cada noche, podemos evitar que todas esas partículas se depositen sobre nuestra piel, y evitar así los efectos negativos de la contaminación sobre nuestra piel. Por eso, es importante realizar esta limpieza facial antes de acostarnos, aunque no nos hayamos maquillado. Con la limpieza retiraremos todos los restos de cosméticos y maquillaje que tengamos sobre la piel, así como todas las partículas que se hayan podido depositar en ella a lo largo del día.

El agua micelar es la mejor opción para esta limpieza, ya que limpia en profundidad, eliminando todo resto de residuos. Además, es una fórmula apta para todo tipo de piel, incluso la más sensible. Haz que el agua micelar se convierta en tu básico en tu cuidado diario facial.

#FarlineCares