¿Existe el Bronceado Saludable?

 
Por mucho que sigan queriendo vendernos la imagen del bronceado como sinónimo de belleza y salud, hablar de bronceado saludable es en sí una contradicción, sabiendo que el broceado es el mecanismo de defensa de la piel para luchar contra la agresión que está sufriendo; es decir, podríamos compararlo con una cicatriz. Por tanto, el bronceado sano, no existe.
 
Aunque también es cierto que la exposición al sol tiene efectos fisiológicos positivos,  ya que:
 
Estimula la síntesis de vitamina D, la cual previene la osteoporosis.
Favorece la circulación sanguínea. 
Actúa en el tratamiento de algunas dermatosis. 
Estimula la síntesis de Serotonina, neurotransmisor cerebral responsable del estado anímico 
 
Además, cada día sabemos más sobre el daño que el sol nos puede causar, y sobre los mecanismos de defensa de la piel. Hay que tener en cuenta no sólo los rayos ultravioleta, sino también los infrarrojos, incluso la luz visible, los radicales libres…   
Por tanto, si queremos quedarnos con sólo con lo bueno del sol, debemos seguir siempre las recomendaciones de fotoprotección: